Home / response / Articles / ...
Febrero 2012

Habilidades para Leer los Mapas Misionales

Mapas Misionales

By /por Harriett Jane Olson

¿Alguna de ustedes recuerda haber aprendido cómo leer un mapa en la escuela primaria? Yo recuerdo haber tenido que aprender páginas y páginas sobre los puntos cardinales, las escalas, las capitales y el cruce de las rutas principales. Los cartógrafos son las personas que nos ayudan a  procesar toda esta información. Los mapas nos  dan una comprensión sobre distancias y accesos, y el tamaño relativo de las regiones que representan.

Los mapas también nos muestran conexiones. Cordilleras que cruzan fronteras estatales y nacionales y que unen a personas sin tener en cuenta divisiones políticas establecidas. Ríos que corren de un estado o de un país a otro y lagos que conectan regiones en las fronteras.

Los mapas misionales publicados en este número de la revista response nos muestran también una red de conexiones. Para nosotras, Pakistán o Filipinas o Puerto Rico no son solamente lugares distantes, son también lugares donde las Mujeres Metodistas Unidas estamos conectadas con escuelas para niñas y mujeres. Estos son los hogares del Dr. David Rukhsana de Kinnaird College en Lahore y Cantor Emma, nuestra misionera regional en Manila, y la Escuela Robinson, que por muchos años, ha proporcionado en Puerto Rico, educación preparatoria para la universidad.

Nuestro llamado a poner nuestra fe, esperanza y amor en acción en nombre de las mujeres, la niñez y la juventud nos conecta con lugares cercanos y también lejanos. Cada uno de los proyectos también refleja esa fe, esa esperanza y ese amor sobre cada una de nosotras. Cuando en noviembre, un grupo de nosotras estábamos con la familia de Isabel Thoburn en Lucknow, India, vimos el testimonio de mujeres hecho realidad durante 125 años, como respuesta al llamado de Dios al ver los edificios, el  profesorado, las innovaciones en la educación, los planes para crecer y el grupo de ex-alumnas que están haciendo sus contribuciones en toda la India.

Cada vez que visitamos uno de nuestros proyectos es una experiencia similar. La membresía de las Mujeres Metodistas Unidas han expresado su compromiso en las clínicas, en las escuelas y en los programas de desarrollo de liderazgo y apoyo espiritual. Podemos ver los dineros otorgados de las Donaciones Misionales, las ofrendas del Llamado a la Oración y el Sacrificio y las donaciones suplementarias en algunos lugares muy inesperados. Cuando visité Spofford en Kansas City, Missouri, el director dio instrucciones específicas a la persona que me llevó a hacer el recorrido del edificio, que usáramos el  ascensor. Esto me pareció curioso pero esperé y comprendí. Las instalaciones fueron diseñadas con espacio para un ascensor, pero como no reunieron suficientes fondos, no pudieron incluir uno cuando fue construido el edificio. Una subvención de las Mujeres Metodistas Unidas proporcionó la donación inicial y desafió a otros donantes a contribuir durante la campaña para financiar el ascensor un año más tarde. Durante mi visita, el director se aseguró de hacerme saber que gracias a nuestro compromiso y fidelidad esto fue posible.

La mayoría de nuestros lugares tienen sueños que quieren compartir con nosotras. Isabella Thoburn necesita un nuevo dormitorio. En el albergue de niñas de Bulandshahr que visité, después que terminaron de renovarlo gracias a las contribuciones del Llamado a la Oración y el Sacrificio, tienen el sueño de renovar su antiguo edificio y de ampliar las aulas. El Centro Comunitario Toberman, en el distrito del puerto, en el extremo sur de Los Ángeles, necesita más espacio y quisieran hacer una renovación que les permita conservar la energía para reducir los costos operativos; al igual que el Centro Comunitario Hattie B. Cooper  en el área de Boston, Massachusetts. Estamos construyendo con la Escuela de Salud Pública de la Universidad de África y la Junta General de Ministerios Globales una nueva visión para los programas de salud en Zimbabwe.

Estos mapas son una verdadera red de relaciones y una expresión de fe, esperanza y amor en acción. Espero que nuestras "habilidades para leer mapas nos ayuden a compartir estas historias de misión, para ampliar nuestros compromisos y fortalecer nuestra vida de oración. ¡Dios está obrando en el mundo, y nosotras somos parte de esa obra!

Harriett Jane Olson
Secretaria General Adjunta
División de Mujeres

Last Updated: 03/19/2014
 
 

© 2014 United Methodist Women