Home / response / Articles / ...
response: Enero 2014

Cordialmente Suya: Representando el Amor de Dios

Attendees of United Methodist Women’s 2013 Voices event strategize ways to be a more inclusive organization for women whose first language is other than English.
Attendees of United Methodist Women’s 2013 Voices event strategize ways to be a more inclusive organization for women whose first language is other than English.

By /por Harriett Jane Olson

Si no fuéramos una organización ya estructurada, ¿cómo nos uniríamos para abogar por los compromisos de nuestra fe en el año 2014? Podríamos empezar por darnos cuenta de lo que las mujeres en las congregaciones metodistas unidas tenemos en común: nuestra fe en Dios y en la obra de Jesús en nuestras propias vidas, nuestra tendencia a ser agudas observadoras de las comunidades, los estados y la nación en la que vivimos, y nuestro deseo de hacer que el mundo sea un lugar donde las mujeres, incluso nosotras mismas, la niñez y la juventud puedan progresar.

En este nuevo año, vamos a lograr maneras de trabajar juntas teniendo en mente el Propósito de las Mujeres Metodistas Unidas, de modo que seamos representantes comprometidas, preparadas y con el poder del amor de Dios por el mundo entero.

Podríamos descubrir que cuanto más compartimos nuestras preguntas acerca del por qué las cosas ocurren como ocurren, nuestro sentido de inquietud por un mundo que podría ser más amoroso y justo como seguidoras de Jesús que debemos de estar contribuyendo y abogando, lograríamos que más de estos compromisos compartidos se hagan realidad. También nos podríamos encontrar con que necesitaríamos aprender más. ¿Cómo las mujeres terminan siendo marginadas una y otra vez? ¿Por qué tan pocas mujeres sirven en cargos electos por el pueblo o en posiciones de liderazgo en nuestras grandes corporaciones, o incluso, como pastoras de nuestras iglesias más grandes? ¿Por qué es tan difícil mejorar la educación pública? Podríamos buscar material de lectura y experiencias que nos ayuden a entender cómo el sistema está programado para planificar acciones que logren resultados diferentes.

Por supuesto, este tipo de estudio es un reto y tendríamos que contar con la experiencia de los académicos y la sabiduría de las personas que se encuentran atrapadas en los sistemas que estaríamos observando. También tendríamos que dirigirnos en oración a Dios para presentar lo que hemos aprendido y las preguntas que tenemos para poder saber lo que Dios desea para cada ser humano y para toda la creación, y cuáles deberían ser nuestros roles como sus seguidoras. Por lo menos, tendríamos que estar en contacto con algunas personas que tienen ideas extravagantes sobre qué hacer para lograr resultados diferentes.

¿Les parece que todo esto es el trabajo que realiza el equipo misional de su unidad, su distrito o su conferencia? ¿No es esto realmente lo que el "programa" de las Mujeres Metodistas Unidas está llamado a realizar? Nosotras intensificamos nuestro amor a Dios y nuestro deseo de seguirlo durante nuestro tiempo juntas. Adoramos, oramos, estudiamos, contribuimos, analizamos estrategias para desarrollar formas de convertir esos compromisos en acciones y en apoyo con otros que participan directamente en el trabajo. Financiamos el desarrollo de recursos que permiten reunir el conocimiento de expertas y expertos académicos y la sabiduría que se logra con la experiencia y creamos lugares de aprendizaje para compartir cómo los sistemas de las empresas, del gobierno y de la iglesia, de la que somos parte, afectan a las mujeres, a la niñez y a la juventud.

En este nuevo año, vamos a lograr maneras de trabajar juntas teniendo en mente el Propósito de las Mujeres Metodistas Unidas, de modo que seamos representantes comprometidas, preparadas y con el poder del amor de Dios por el mundo entero.


Harriett Jane Olson
Secretaria General de las Mujeres Metodistas Unidas.

holson@unitedmethodistwomen.org

Last Updated: 03/12/2014
 
 

© 2014 United Methodist Women