Home / response / Articles / ...
response: Julio / Agosto 2013

¿Cómo Reconocemos las Buenas Noticias?

response: Julio / Agosto 2013

By /por Harriett Jane Olson

Las buenas noticias se nos presentan de muchas maneras. Cuando hay mucho tránsito camino al aeropuerto y sin embargo, logro llegar a tiempo para mi vuelo, eso es una buena noticia para mí. No sólo porque mis planes de viaje no se interrumpen, sino también porque no quiero hacer esperar a las personas que me van a recoger y/o porque tengo responsabilidades al llegar a destino. Las buenas noticias pueden ser algo así. Una ventaja que siento es que cuando espero lo peor, cualquier cosa que suceda positivamente es una buena noticia para mí, aunque también puede tener implicaciones más amplias.

La conversación de Jesús con la mujer junto al pozo de agua fue algo similar. Jesús le ofrece el agua que no la dejará sedienta y una relación en la que puede confiar, diferente a las relaciones que había tenido con sus cinco maridos anteriores. Este mensaje le llegó de alguien que se atrevió a tomar un riesgo cultural enorme al hablar con ella; alguien que, debido a su religión y origen étnico, se suponía que se sintiera privilegiado o superior frente a ella. Esta es una buena noticia.

Buenas noticias son personas creyentes que tienen un mensaje de paz y verdad para acabar con el clima de polarización y de insultos que nos mantienen divididos. Una buena noticia es que Dios tiene un mensaje de paz y quiere compartirlo.

Las Mujeres Metodistas Unidas ayudan a propagar las buenas noticias de Dios, incluso con el riesgo de cruzar límites culturales establecidos que supuestamente nos mantienen "protegidos" o a personas de otras religiones y culturas, gente que puede ser doblegada por malas noticias o ser juzgadas por nosotros debido a sus pérdidas y sus heridas.

Nuestra campaña de carteles en el subte a favor de la paz y en contra de declaraciones de odio hacia los musulmanes ha sido recibida como una "buena noticia" por un número increíble de personas –la membresía de las Mujeres Metodistas Unida y muchas personas del público en general. La respuesta en las redes sociales de comunicación y de las mujeres que he encontrado en reuniones en todo el país, ha sido increíblemente positiva. Me pregunto por qué. Esta no es la primera vez que las Mujeres Metodistas Unidas han hablado en favor de la paz y en contra del odio en el contexto de conflictos que invocan la raza, la religión o el nacionalismo. A menudo, sin embargo, se pierde nuestra voz en la cacofonía de los medios de comunicación. Nuestra campaña de carteles para promover la paz y el diálogo respetuoso pareciera que ha sobrepasado esa cacofonía de sonidos.

Recientemente, estaba hablando con alguien sobre nuestro trabajo y esta persona me dijo: “Yo también vi los carteles en el subte. Eso es lo que me impulsó regresar a la iglesia”. Inmediatamente, se me llenaron los ojos de lágrimas. Para ella, la buena noticia es que las mujeres de la iglesia se preocupan lo suficiente como para actuar sobre una cuestión importante que es de su interés. Buenas noticias son personas creyentes que tienen un mensaje de paz y verdad para acabar con el clima de polarización y de insultos que nos mantienen divididos. Una buena noticia es que Dios tiene un mensaje de paz y quiere compartirlo.

La mujer junto al pozo de agua reaccionó de una manera similar y le dijo a la gente de su pueblo: “vengan y vean!"

Los carteles de la campaña son un ejemplo de cómo se puede actuar a favor de la paz en un contexto de odio, división y miedo. La reacción significativa que produjeron los carteles en el subte indica que son muchas las personas que anhelan buenas noticias.

El amor de Dios, su gracia y su llamado a seguirlo están dirigidos a nosotros hasta el fin de los tiempos. Son las buenas noticias que me llegan justo en el momento que empiezo a sentir temor. Se convierte en buenas noticias para el mundo cuando nos involucramos en asuntos de importancia con un mensaje de reconciliación.

Espero que podamos ser lo suficientemente fuertes como para escuchar el odio y lo suficientemente audaces para compartir la mejor noticia: Dios está con nosotros.

Harriett Jane Olson
Secretaria General
Mujeres Metodistas Unidas

Last Updated: 03/14/2014
 
 

© 2014 United Methodist Women