Home / response / Articles / ...
Response mayo 2013

Puntos de Vista

By /por Harriett Jane Olson

Algunas veces creo que necesito espejuelos nuevos. En los últimos meses me ha pasado varias veces, que al terminar de escribir un artículo o un comentario en la red social Facebook, lo releo antes de publicarlo y encuentro que en realidad no he escrito realmente lo que pensaba o quería decir.

Puede ser que esté perdiendo un poco mi visión, pero creo que lo más probable es que lo que estoy escribiendo es lo que percibo subjetivamente. Nuestras mentes tienen filtros poderosos que construyen la realidad como la percibimos interiormente. Los fotógrafos conocen este fenómeno.

¿Lo que uno "ve en la realidad" no es necesariamente lo que la cámara fotográfica "capta". No soy una experta fotógrafa y siempre me sorprendo cuando tomo una fotografía de una escena muy bonita y luego descubro cables eléctricos que hacen que la escena no sea tan pintoresca.

Nuestra comprensión e interpretación del mundo que nos rodea tiene el mismo tipo de impacto en la forma como vemos -e informamos - lo que está sucediendo. No somos los únicos afectados por imágenes que no son correctas. Este tipo de proceso donde ajustamos lo que vemos a un marco de referencia aceptado, es común también en los medios de comunicación que consumimos.

Tomemos, por ejemplo, el artículo "Las mujeres votan ciegamente el referéndum" que apareció en los periódicos de Zimbabwe cuando la misionera regional Grace Musuka y yo estuvimos en marzo allí. El periodista había entrevistado a varias mujeres que habían votado a favor de la nueva Constitución de Zimbabwe pero que fueron incapaces de explicar el contenido de la misma. La nueva Constitución de Zimbabwe afirma la igualdad de derechos para los hombres y las mujeres, el derecho al cuidado de la salud, la representación en el gobierno y los límites del poder presidencial. Sin embargo, debido a que estas mujeres no podían citar ninguno de los "capítulos o párrafos" de la Constitución, el periodista concluyó que habían votado "a ciegas".

Otro ejemplo del poder de nuestro punto de vista, son informes sobre las condenas de violadores en Steubenville, Ohio.

Gran parte de la cobertura periodística se centró en el impacto de la sentencia en los autores del delito, en lugar de enfocarse en el impacto del delito en la víctima.

Otro ejemplo ocurrió mientras escribía esta columna, el periódico New York Times publicó ese día un obituario sobre la científica especializada en cohetes Yvonne Brill, cuyos avances tecnológicos se siguen utilizando hoy en día. El artículo comenzaba anunciando lo siguiente: "Ella también prepara un guiso de lomo Stroganoff muy bueno" -recién después de que lectores se quejaron de ese comentario fue cuando el periódico cambió el párrafo de apertura del artículo.

Como miembros de las Mujeres Metodistas Unidas,

tenemos que estar alertas como consumidoras de los medios de comunicación y preguntarnos de qué manera el punto de vista del periodista o del noticiero o del canal de cable afecta la manera como se presentan las noticias.

La influencia poderosa de nuestra experiencia personal y conocimiento individual es significativa. Tener presente "el punto de vista de Dios" que se basa en el amor y la igualdad es un reto, ya que no lo hemos visto con nuestros propios ojos. Debemos hacer preguntas, cuestionar y tener esperanza de que los buenos propósitos de Dios guíen nuestra manera de pensar. Es una forma diferente de "corregir nuestra visión" que nos ayudará a percibir lo que realmente está sucediendo y cómo podemos hacer una diferencia.

Espero que podamos observar hasta ver con claridad y responder enfáticamente. Contribuyamos a formar la manera como otros ven este mundo que Dios tanto ama.

Harriett Jane Olson
Secretaria General
Mujeres Metodistas Unidas
holson@unitedmethodistwomen.org

Last Updated: 03/15/2014
 
 

© 2014 United Methodist Women